Greenpeace: «Por más que pasen décadas, el ecosistema no va a volver a ser el mismo»

El país está en llamas. Más de 400.000 hectáreas fueron afectadas por incendios en 10 provincia en lo que va del año, según un reporte reciente del Servicio Nacional del Manejo del Fuego. Greenpeace cataloga de insuficientes las medidas para su control y exige se amplíen los fondos y la infraestructura destinados a la prevención y lucha contra los mismos. Necesitamos urgente la sanción de una Ley de Humedales que asegure la finalización de un inventario nacional, una moratoria que impida cualquier actividad hasta que dicho inventario sea finalizado y la inclusión de la figura de delito penal, sostiene Leonel Mingo, coordinador de la campaña de clima y energía de la organización ambientalista. En lo que va del año, sólo en el Delta del Paraná se registraron 32.445 focos de incendios que afectaron a cerca de 200.000 hectáreas.

En la Argentina actualmente hay focos de incendios en 14 provincias, Cordoba y Jujuy tienen por estos momentos las zonas más comprometidas. Punto de foco estuvo en comunicación con Laura Vidal, coordinadora de campaña de Greenpeace, y se refirió a ello.

Respecto a la magnitud de la situación Nacional «no tenemos referencia que se haya dado nunca», indicó. Los causantes de los incendios, son en primer lugar, el efecto climática de «la niña» que comenzó con la bajante del río Paraná y con la presión atmosférica seca, en la que no hay tormentas ni lluvia. Esto ocurre en las provincias del norte y centro del país pero se está expandiendo para los países limítrofes del norte. Además, y lamentablemente, señaló Vidal, también se debe a la especulación inmobiliaria y agropecuaria.

En cuanto al desarrollo inmobiliario se debe a que teniendo en cuenta la sequía «los vientos trasladan los fuegos» a lugares más lejanos e inhóspitos, que los propiamente deseados quemar. «Por más que pasen décadas, el ecosistema no va a volver a ser el mismo», porque tardaron más de 100 años en lograr esa estructura. Y en lugares como Córdoba y Jujuy es realmente importante el cese de quemas porque la productividad ecológica es baja, en comparación a los humedales del Paraná, para la reestructuración del ecosistema.

La referente de Greenpeace también se refirió al trabajo en los humedales y la dificultad que conllevó debido al difícil acceso.

Escuchá la nota completa:

 

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*