UTN Paraná: Educación, universidad y memoria

En el marco del Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, en Fm Universidad nos tomamos un momento para pensar y reflexionar en torno al rol de las universidades durante el último golpe de Estado. Nuestra casa de estudio, así como también todas las instituciones del país fueron rápidamente intervenidas, convirtiéndose en un blanco de exterminio, de persecución, de control y vigilancia. El equipo de ‘La hora tecnológica’ recuperó importantes testimonios que nos ayudan a recordar qué sucedió con la educación durante este proceso, y la importancia de una reconstrucción viva de la memoria a través de la enseñanza.

 

El 24 de marzo de 1976 las Fuerzas Armadas Argentinas tomaron el poder a través de un golpe de Estado, dejando en nuestro país una gran herida abierta: más de 30 mil personas desaparecidas, centros clandestinos de detención, centenares de torturas, apropiaciones ilegales de bebés, entre tantos hechos lamentables. Pasadas las tres de la mañana de aquella madrugada, inició la dictadura cívico-militar que marcaría nuestra historia. En este contexto, y en conmemoración de la Semana de la Memoria, el equipo de ‘La hora tecnológica’ transmitido de lunes a viernes, de 12 a 13 por esta emisora, dialogó con tres personalidades importantes para reflexionar en torno a la educación, la universidad y la memoria: Sonia Riveros, doctora en Ciencias de la Educación e integrante de HEAR, el Centro de Historia Educacional Argentina dependiente de la Universidad Nacional de Rosario; el doctor Emanuel Dezorzi, hijo de uno de los 3 estudiantes desaparecidos de la UTN Paraná; y Emiliano Tomé Pierola, militante de HIJOS y Profesor de Ciencias Sociales. Las universidades, como pilar estructural fundamental de la educación y la formación de los jóvenes ciudadanos ocupan un lugar importante en la reconstrucción de la memoria, en pos de mantenerla viva.

Al respecto, Sonia Riveros comentó que una de las primeras acciones llevadas a cabo durante el gobierno de facto fue la intervención de todas las universidades del país, para así poner en funcionamiento un dispositivo autoritario de terrorismo de Estado y persecución. Riveros explicó que durante aquellos tiempos las universidades argentinas eran vistas como un ‘blanco’ de dominación y de depuración ideológica. Comentó también que gran cantidad de docentes fueron desplazados de sus puestos, expulsados, e incluso exiliados, aunque también hubo quienes resistieron desde adentro de estas instituciones. «Algunos docentes lamentablemente nunca más se volvieron a vincular a la universidad. Esto refleja las profundas marcas de lo que significó ese terrorismo de Estado para las personas que les tocó vivirlo. Marcas que calaron profundamente en su subjetividad. Cada uno pudo rehacerse y recrearse luego, post dictadura, como pudo” finalizó. La Doctora hizo una interesante comparación entre el tránsito por la universidad en aquellos tiempos, y cómo se vive hoy en día, información que podes escuchar en la nota completa.

 Escucha aquí la palabra de Sonia:

Oscar «El Ruso» Dezorzi fue uno de los estudiantes de la UTN regional Paraná desaparecidos en agosto de 1976. Maricel Sattler en ‘La hora tecnológica’ entrevistó al doctor Emanuel Dezorzi, hijo de Oscar. El entrevistado tenía 5 meses cuando desaparecieron a su papá, y desde entonces fue reconstruyendo su imagen a partir de las anécdotas y los recuerdos de su abuela, y familiares: “La primer imagen que me creé de mi papá fue a partir del relato de mi abuela. Ella siempre me lo describió como lo mejor que le había pasado en su vida, como una especie de súper héroe. A medida que fui creciendo fui pudiendo tener un criterio propio, y hacerlo un poco más rico a partir del relato del resto de mi familia, de otros allegados y compañeros de mi papá. Me fui creando la idea de una persona que estaba muy involucrada en política y que tenía un gran compromiso social, le gustaba generar un cambio por esa vía”. «El Ruso», como le solían decir, se recibió de maestro en Gualeguaychu y trabajó mucho tiempo en la docencia, así como también en diferentes barrios de Paraná.

 Escucha aquí la palabra de Emanuel:

Entonces ¿cómo construir memoria a 45 años? Los entrevistados del programa radial coincidieron en algo: la memoria se construye pensando y reflexionando, ni más, ni menos, desde nuestras propias prácticas cotidianas. “Yo creo que todos los días, como ciudadanos, son 24 de marzo, eso tiene que ver con el ejercicio que uno hace de la memoria, los micro espacios. Osea, si yo soy docente, mi deber es que los estudiantes y los jóvenes puedan vinculares con ese pasado a través de la enseñanza. Un pasado que si bien es traumático, es un pasado que tiene que ver con su propia historia y con nuestra historia, que además nos constituye como sujetos porque tiene que ver con nuestra identidad” agregó la Dra. Riveros.

Por su parte Emiliano Tomé Pierola, militante de HIJOS, expresó: “Me recibí hace poco de profesor en la UADER, y con los chicos venimos haciendo un trabajo de jóvenes por la memoria, un trabajo de pedagogía por la memoria. A veces uno piensa que la dictadura terminó, porque no se secuestran, ni torturan, ni tiran gente desde los aviones al Río de la Plata, ni se secuestran bebés en un plan sistemático, cosas que son ciertas. Pensar en la memoria y hacer memoria no es solo recordar a los desaparecidos que están en esas fotos, sino indagar en cuáles son los proyectos de sociedad que se buscaban y qué era lo que soñaban esos jóvenes; que con errores y con aciertos lograron construir un proyecto de sociedad mucho más justo e igualitario que el que tenemos hoy. Desde H.I.J.O.S entendemos que las nuevas generaciones no son el futuro, más bien son el presente. Son los artificies de las transformaciones del presente, que es el rol que ha tenido históricamente la juventud. Cada etapa histórica le demanda un proyecto a la juventud. Esa transmisión la generamos constantemente a través de la pedagogía de la memoria, de cada charla y cada acto es luchar contra la violencia de la dictadura” finalizó.

 Escucha aquí la palabra de Emiliano:

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*